Trabajadora de una fundación de ayuda a los migrantes corona la sede de Vox con una bandera LGTBI

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que ha prohibido el uso de banderas no oficiales en los edificios públicos ha desatado una oleada de troleadas a la formación de extrema derecha Vox.

La semana pasada el ayuntamiento Villanueva de Algaidas colgó la bandera multicolor en el balcón del consistorio y tres vecinos del municipio acudieron al cuartel de la Guardia Civil a denunciar los hechos y exigir su retirada, algo propio de épocas pasadas.

El pueblo consta de 4.200 habitantes que fueron alertados del suceso a través de Facebook a la par que se les informó de que se iba a mostrar el descontento por la actitud esos tres vecinos colgando la bandera en los balcones.

El resultado fue 402 banderas colgadas por todo el municipio en lugar de 1 en el consistorio, lo que provocó los aplausos hacia esta gente en las redes sociales:

En Huelva pasado en Huelva una trabajadora de una fundación de ayuda a los inmigrantes ha colgado una bandera LGTBI en el balcón, con la particularidad de que el balcón se encuentra justo encima de la sede de Vox.

Zara Baldallo, en una entrevista en el diario.es ha manifestado que “A las y los que convivimos a diario con la diversidad racial, cultural e ideológica no nos molesta tener vecinos diferentes. Igualdad, amor y libertad por encima de todo”.