A Vox se la bufa el uso de las mascarilla, pero el resto tampoco está para dar lecciones

Las medidas de prevención para evitar la transmisión del virus impuestas en la nueva normalidad parece que no está funcionando tan bien como nos gustaría visto los rebrotes que han surgido por el país.

Hemos visto imágenes de todo tipo de insolidarios que no las cumplen o las cumplen a medias y a otros que incluso hacen triquiñuelas para incumplirlas como algunos establecimientos de ocio.

La distancia de seguridad y las mascarillas son nuestros mejores aliados par evitar el contagio, y en la mayoría de las CCAA ya se ha impuesto su uso obligatorio incluso en espacios cerrados. Curiosamente en Madrid todavía no, a pesar de haberlo exigido al gobierno en el pasado.

Hoy en el congreso hemos visto más que nunca la representación del pueblo en la cámara con el incumplimiento de la distancia de seguridad y el desuso de la mascarilla.

Vox ha capitaneado este nefasto ejemplo en su bancada, donde no se ha respetado ni la distancia de seguridad ni el uso de mascarilla. Se puede apreciar como sus diputados están sin ningún asiento de separación.

La imagen contrasta con la de la bancada del PSOE y UP, que tampoco están para dar ejemplo, en la que se guarda un escaño de separación y el uso de la mascarilla va al libre albedrío.

Los usuarios de Twitter han criticado la situación: