Juan Carlos I recibió tras abdicar un ático en Londres de 62 millones de los que se desconoce el rastro de 20 tras su reventa

Dos semanas después de la abdicación del monarca, Juan Carlos I recibió un ático comprado por la embajada de Omán en Londres, que el sultán le cedió para su uso.

La información la ha revelado el diario El Confidencial que atribuye la información a “fuentes próximas la investigación”, pero no ha publicado ningún documento probatorio de momento.

En  2016, Juan Carlos I se quejó de que Omán no se hiciera cargo de los gastos de comunidad y otros derivados del mantenimiento para unas semanas después informar al sultán de que ya no le interesaba su ‘regalo’.

El rey llegó a un acuerdo con al sultán para que otorgara el ático como regalo de bodas a Mohamed el Husseiny,  fundador de Ventura Capital.

El rey intermedió en la venta del ático de lujo por 42 millones de libras y según relata el citado diario al menos 20 millones de la venta desapareciendo sin rastro en la operación en la que intervino a una sociedad ‘offshore’ de las Islas Vírgenes Británicas.

Esta última información supone otro capítulo más en el serial de Juan Carlos I que relata sus presuntos negocios al margen de la agencia tributaria, y debido a que ya no gozaba de la inviolabilidad abre una puerta a que pudiera ser juzgado.