Por delante: Portugal crea un banco público contra el COVID, el BPF

La Comisión Europea ha aprobado, bajo las reglas de ayuda estatal de la UE, planes portugueses para establecer un nuevo banco nacional de desarrollo, Banco Português de Fomento (BPF), con 255 millones de capital social.

Esta medida se adopta para favorecer el crecimiento de la economía del país tras la crisis provocada por la pandemia en sus meses más duros.

El nuevo Banco de Fomento nace de la fusión resultante entre IFD – Institución de Desarrollo Financiero , PME Inversiones y SPGM – Sistema Portugués de Garantía Mutua pasará a denominarse GMP .

El estado será el propietario resultante de la fusión y su objetivo se centra subsanar los fallos del mercado en torno a los préstamos, mercados de capitales y en particular en mejorar el acceso a la financiación para proyectos de investigación e innovación, infraestructuras sostenibles, inversión social.

La Comisión Europea concluyó que la creación de BPF es una solución adecuada y proporcionada para salvaguardar la situación financiera de las empresas del país en torno a la financiación de las empresas y proyectos.