Villacís agradece a Vox que reparta comida confeccionada por menas, colectivo qu quiere expulsar

Vox se encuentra en medio de una acción solidaria entregando paquetes de comida entre la familias más necesitadas de la capital, una bondad tapada por la polémica.

Resulta que esta iniciativa es una acción impulsada por menores extranjeros no acompañados, menas, un colectivo que el partido ultraderechista lleva años criticando y solicitando su repatriación y expulsión de España.

De hecho, la Fiscalía llegó a abrir diligencias contra Rocío Monasterio, presidenta de Vox en Madrid, por delito de odio tras un acto en el que se presentó en las puertas de un centro de atención de estos chicos en Sevilla y criticó la “inseguridad’ y los “graves problemas” que, según ella, generan estos menores.

A través de la red social Twitter, Vox presume de la labor de sus “VOXluntarios que, repartidos en turnos diarios, completan otra semana de servicio y ayuda a una parroquia del distrito donde Cáritas reparte ahora 84 menús para personas que lo necesitan”.

Pero Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, se ha hecho eco de un tuit de Alberto Serrano en el que recordaba a la formación de extrema derecha que los alimentos que sus voluntarios están repartiendo “han sido confeccionados en un 60% por menores no acompañados de Casa de Campo”, con la intención de que, según ella, “nadie quede apartado de agradecimientos”.