La nueva valla de Ceuta y Melilla será un metro más alta que el muro de Trump

El Ministerio de Interior ha comenzado a levantar las nuevas vallas que rodearán la frontera de Ceuta y Melilla, unas estructuras que alcanzan una altura de más de 10 metros y que sobrepasan en un metro a las que está colocando Donald Trump en la frontera con México.

Según han indicado fuentes cercanas a la edificación a El Confidencial, las vallas están pensadas para cubrir solo las zonas de mayor vulnerabilidad a intentos de salto de grupo de migrantes indocumentados.

Tragsa es la encargada de realizar las obras por unos 17 millones de euros. Y aunque estaba previsto que la construcción finalizase el mes que viene se baraja un ligero retraso de un mes o dos como máximo.

La estructura está construida íntegramente de acero y tiene una anchura de 2,5 metros. La parte superior está formada por una parte enrejada con un cilindro metálico en la parte de arriba de medio metro de diámetro y la parte inferior de la barrera incluye barrotes verticales y a la mitad unas chapas sin malla. 

Además en la zona se van a sustituir los sensores de movimiento antiguos y se va a instalar una nueva red de fibra óptica.

El nuevo sistema de circuito cerrado de televisión en el perímetro fronterizo de Ceuta con 66 cámaras, 14 de ellas térmicas, ya está operativo desde mayo de 2019.

También se han instalado sistemas de reconocimiento facial en los puestos fronterizos de El Tarajal (Ceuta) y Beni Enzar, Barrio Chino, Mariguari y Farhana (Melilla).

La empresa encargada del diseño definitivo fue la Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE), quien previamente hizo un estudio técnico de la situación de las infraestructuras fronterizas e identificó los tramos más vulnerables.

Por su parte, la empresa Quickfence SA, especializada en la elaboración de vallas de alta seguridad para prisiones, centrales nucleares, puertos y aeropuertos y cuya fábrica está en Toledo, fue la encargada de producir las nuevas barreras.

Un portavoz de la firma ha explicado a El Confidencial que la empresa ha fabricado desde las vallas del hipódromo de la Zarzuela, hasta barreras antimisiles en el aeropuerto de Eilat (Israel). En 2018,  Quickfence SA fue seleccionada para suministrar los paneles que iban a formar parte de las gigantescas barreras que protegerían el aeropuerto de Ilan y Asaf Ramon de la ciudad de ataques con misiles. La empresa exporta el 99,5% de su producción fuera de las fronteras españolas.

 En lo alto de la estructura figura un rodillo de medio metro que sustituye a las polémicas y salvajes concertinas.