Montero e Iglesias abandonan la casa donde veraneaban en Asturias tras sufrir acoso, insultos y amenazas

El vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero se han visto obligados a dejar la casa en la que estaban veraneando por la seguridad de sus hijos

La pareja se encontraba de vacaciones en Lena (Asturias) desde el viernes pasado, destino elegido para pasar una semana de descanso junto a sus hijos.

Un medio local publicó la ubicación donde se encuentran Iglesias y Montero y habitantes de la zona se acercaron para hacer pintadas en los alrededores de la vivienda.

Como suele ser habitual en su casa en Galapagar,  también han recibido insultos y amenazas por parte de algunos ciudadanos de extrema derecha que merodeaban por la vivienda de situada en Lena.

Por todo ello, y ante la imposibilidad de ni siquiera poder dar un paseo con sus hijos, según han indicado fuentes de la formación a la Sexta, la pareja ha tenido que abandonar el lugar.