El juez Bosch desmonta el alarmismo de Albert Rivera en torno a una okupación

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha recuperado el hábito de difundir fake news que tanto usó cuando estalló el process, del que tanto se alimentó.

El exdiputado naranja difundió una noticia sobre una okupación publicada por antena 3, que es unos de los medios que está sacando tajada con los reportajes sobre algunos casos en los que siquiera se molesta en explicar la ley dándole una cobertura totalmente sensacionalista y alarmista.

Esto es acoj0nante…“, comentó Rivera retuitenado la noticia que informaba de que un hombre sería acusado de allanamiento por entrar en su propia casa cuando los okupas se marcharon.

Afortunadamente, el juez Joaquim Bosch se ha hecho eco de esta información y ha decidido puntualizar varios aspectos esenciales que Rivera no se encargó de aclarar antes de compartirla.

El juez Bosch, que ya se ha manifestado varias veces sobre este asunto, manifestando que en su larga carrera solo ha tenido un caso de okupación por primera vivienda, desmontó la noticia.

“El debate sobre las ocupaciones de inmuebles se puede ilustrar bien con esta noticia que se está difundiendo hoy ampliamente en algunas cadenas de televisión y otros medios. Ayuda a entender cómo se genera socialmente el miedo a que entren ocupas en nuestro domicilio”, manifseto Bosch.

“Supuestamente unos ocupas entraron en el domicilio de un señor. Y este no pudo recuperar su vivienda durante años. Pero aprovechó que se habían ido de vacaciones a Ibiza para forzar la puerta y recuperar su piso. Y ahora encima le pueden acusar por allanamiento de morada”.

“Si leemos bien el artículo entenderemos lo que pasó realmente: 1º El piso no era la vivienda habitual del señor. 2º No hubo ocupación. 3º La vivienda la arrendó a una pareja a la que conocía, pero quiso echarles años después por impago del alquiler”, explicó el magistrado.

“Sin duda, las rentas de arrendamiento deben abonarse. Pero en este caso estamos ante un incumplimiento civil. Nada que ver con el miedo a que desconocidos entren en la vivienda en la que uno reside. Pero ese suele ser el enfoque alarmista de determinadas noticias”, añadió el juez.

“La realidad de los datos es que la gente puede estar tranquila en su domicilio, porque son muy escasos esos casos de ocupación. Además, cuando se trata de 1ª o 2ª residencia hay un delito de allanamiento de morada, por lo que el desalojo de los ocupantes es casi inmediato”.

Estos días existe perplejidad en los foros judiciales ante el alarmismo que se está generando. Hay coincidencia sobre la poca importancia numérica de estos allanamientos de morada. Y sobre los instrumentos para un desalojo rápido”, concluyó el juez.