“Devuelve lo robado”. El juez Serrano (Vox) deja su escaño en el parlamento por el escándalo de las subvenciones

El juez Francisco Serrano, expresidente del Grupo Parlamento de Vox Francisco Serrano en la Junta de Andalucía, ha comunicado que abandona su escaño.

Serrano se encontraba como diputado no adscrito tras abandonar la formación por la que fue candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas de 2018 tras su escándalo por el cobro de una subvención por valor de 2,5 millones.

“Comunico que, en el día de hoy, renuncio a mi acta de diputado, al sueldo, emolumentos y demás prerrogativas inherentes al cargo, incluido el aforamiento, con el fin de poder defenderme como cualquier ciudadano ante un juzgado ordinario”.

“Estoy cansado de tanta persecución mediática y política, incluida la del que había sido mi partido, pese a la primera versión oficial de respeto y comprensión a una decisión consensuada y que tenía por fin no perjudicar a la imagen de Vox”.

“Por todo ello, desencantado, tengo que tomar la decisión de abandonar la política. Digo adiós a un periodo de mi vida que empecé con ilusión y termino con frustración y desengaño. Deseo todo bien a las personas que me han apoyado en todo momento, entre ellas a la mayoría de los compañeros de escaño, y a muchísimos afiliados y simpatizantes de Vox”.

Serrano dejó Vox después de que la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) recogier en su querella contra él, que el dinero recibido de la subvención por la que se le ha abierto el proceso judicial, fue ingresado en su cuenta.

Serrano tiene una plaza de juez en Sevilla, pero ha anunciado que regresará al despacho profesional que fundó y que tuvo que abandonar por razones de incompatibilidad con el escaño.