Cachondeo con el veto de Casado a Podemos: “No podemos negociar con un partido que está imputado por financiación irregular”

Los contactos y las negociaciones del gobierno con el resto de partidos para sacar adelante los presupuestos generales del estado se han iniciado esta semana con vetos y alguna recogida de cable.

La primera posición en contra a las negociaciones que se ha modificado ha sido la de Ciudadanos, que tras vetar a Unidas Podemos ayer comunicó a través de su líder, Inés Arrimadas, que existía una firme voluntad de negociar.

ERC por su parte sigue con su veto a Ciudadanos, tal y como ha comunicado hoy su portavoz Gabriel Rufián tras reunirse con Sánchez:

 “Es falso, es falaz que un presupuesto no tiene ideología; es tramposo sostener que da igual si se hace con un partido de derechas o un partido de izquierdas. No da igual. No es lo mismo pactar con Ciudadanos que con Esquerra”.

Por su parte el PP sigue con negativa, tras haberse reunido con el presidente e insiste que su partido no apoyará las cuentas de un Gobierno del que forma parte Unidas Podemos.

Pablo Casado argumentó su posición basándose en los siguientes puntos:
“No podemos negociar las instituciones con quien pide: -La abdicación del Rey -Gobernar con Bildu en PaísVasco -Autodeterminación y presupuestos con separatistas -Ataca al Poder Judicial -Está imputado por financiación irregular -No pactaron con el PP la Fiscalía, CNI, CNMC ni TVE”.
El veto ha provocado muchas risas en la red dado que el propio PP fue condenado por la Gürtel, siendo el primer partido de la historia de España en gozar de tal condición.