El Papa Francisco llama a romper con el “dogma neoliberal” para construir un mundo más justo después de la pandemia

El Papa Francisco arremetió contra el proceso neoliberal en su última encíclica (carta) ‘Hermanos todos’ (Fratelli tutti, en italiano) en el que manifiesta que “El mercado solo no resuelve todo, aunque otra vez nos quieran hacer creer este dogma de fe neoliberal”.

El Pontífice tilda el neoliberalismo de “pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”.

Con motivo de la pandemia el Papa ha redactado 98 hojas, que divide en 8 capítulos, en el que se muestra contrario a este pensamiento.

El Papa de Roma arremete contra el consumismo, la globalización despiadada, el liberalismo económico, la tiranía de la propiedad privada y sobre el derecho a los bienes comunes.

“El neoliberalismo se reproduce a sí mismo sin más. La especulación financiera con la ganancia fácil como fin fundamental sigue causando estragos”. “La fragilidad de los sistemas mundiales frente a las pandemias ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado”.

“Ese mundo que avanzaba de manera implacable hacia una economía que, utilizando los avances tecnológicos, procuraba reducir los ‘costos humanos’, y algunos pretendían hacernos creer que bastaba la libertad de mercado para que todo estuviera asegurado. Pero el golpe duro e inesperado de esta pandemia fuera de control obligó por la fuerza a volver a pensar en los seres humanos, en todos, más que en el beneficio de algunos”, señala el Papa.

“Pasada la crisis sanitaria, la peor reacción sería la de caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta. Ojalá no nos olvidemos de los ancianos que murieron por falta de respiradores, en parte como resultado de sistemas de salud desmantelados año tras año”, manifiesta el Papa en su escrito.