Los cazadores han matado accidentalmente a 51 personas este año en España

El ministerio de Interior ha informado de que 51 personas han perdido la vida en lo que va de año después de que los cazadores hayan alcanzado a 605 personas de forma accidental mientras ejercían la actividad.

Los datos sorprenden teniendo en cuenta que ha habido un periodo de suspensión de la actividad por el confinamiento decretado por el estado de alarma.

Los heridos: Toledo (67), Ciudad Real (50), Jaén (31), Cuenca (28) y Albacete y Asturias (25).

Muertes: Toledo (seis); Asturias (cinco); Ourense (cuatro); Ciudad Real y Jaén (tres); Albacete, Badajoz, Cáceres, Córdoba, Huesca, La Rioja, Lugo, Segovia y Sevilla (dos), y Alicante, Ávila, Cádiz, Castellón, Cuenca, Huelva, León, Madrid, Palencia, Pontevedra, Teruel y Valladolid (uno).

Los datos han sido revelados a propuesta de Carles Mulet (Compromís) miembro de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los animales (APDDA), que formuló la pregunta.

Carles Mulet calificó de «escandalosa» la cifra de que más de 600 personas han recibido disparos accidentales en actividades cinegéticas y añadió que la ausencia en la estadística del Gobierno de casos concretos aparecidos en los medios de comunicación hace sospechar que el número de casos sería superior.