La vacuna de Oxford produce una fuerte respuesta inmunológica en ancianos y jóvenes

Buenas noticias para la lucha contra la COVID-19: la vacuna desarrollada por Oxford y la farmacéutica AstraZeneca produce una sólida respuesta inmunológica en ancianos y jóvenes.

Los ensayos clínicos están registrando que las reacciones adversas en los inmunizados ha sido inferiores en las personas más mayores.

La farmacéutica ha informado a través de un comunicado que la vacuna produce una respuesta inmunológica sólida en personas mayores desencadenando anticuerpos protectores y células T.

Con estos datos, esta vacuna se postula como la más avanzada hasta el momento al confirmar que el espectro de efectividad va desde los jóvenes (18-55 años) hasta las personas de tercera edad.

El portavoz de AstraZeneca ha confesado que es alentador que las respuestas de inmunogenicidad fueran similares entre los adultos mayores y los más jóvenes, y que la reactogenicidad (la propiedad de una vacuna de ser capaz de producir reacciones adversas comunes) es menor en los adultos mayores, donde la gravedad de la enfermedad COVID-19 es mayor”.

Vídeo | “No se puede tener el corazón tan negro”. Señora desmonta el discurso de Vox en Canal Sur