Vox pasa de apoyar las protestas a culpar a los MENAs, a la extrema izquierda y al gobierno, después de ver los disturbios de la extrema derecha

El segundo estado de alarma decretado en la segunda ola ha desencadenado algunas protestas que terminaron en disturbios por muchas ciudades de España.

La formación de Abascal alentó a las protestas desde su cuenta de Twitter, incluso haciendo un llamamiento para que la policía protegiera el derecho a manifestarse.

La formación pretendía sacar rédito con este movimiento, pero la cosa se complicó y dio lugar a disturbios, saqueos y violencia. Ante este panorama hizo lo que mejor sabe, pegar un giro de timón al estilo Ciudadanos.

Vox alegó que  los disturbios los han protagonizado inmigrantes irregulares, los menores no acompañados a los que criminaliza de forma sistemática como hemos podido ver en numerosas ocasiones.

El director de los Mossos d´Esquadra, Pere Ferrer, atribuyó a infiltrados “de extrema derecha” los disturbios de Barcelona.

Volantazo: