Vídeo | El Banco de Francia arde en las protestas contra la ley que prohíbe grabar a policías

Miles de ciudadanos franceses han salido a las calles para protestar contra el recorte de libertades que supone la nueva ley que prohíbe la difusión de imágenes de agentes de policía.

Las protestas tuvieron lugar ayer sábado, y se produjeron algunos disturbios en los que la policía de Francia tuvo que cargar contra los manifestantes y lanzar gases lacrimógenos.

Algunos encapuchados aprovecharon para destrozar y prender fuego al mobiliario público, así como un edificio del Bando de Francia

Las protestas fueron convocadas por algunos sindicatos, asociaciones de prensa, los chalecos amarillos, y organizaciones en defensa de los derechos humanos, que denuncian que esto supone un recorte en las libertades de los habitantes de Francia.

La ley sancionará con hasta un año de cárcel y 45.000 euros de multa la grabación y difusión de imágenes de los agentes con la intención de dañarlos, algo que han denunciado, “impulsa una impunidad que ya está bastante presente con un Gobierno al que no le importan los medios para conseguir su objetivo de restablecer el orden”, declaró Dominic Leroy, técnico audivisual y chaleco amarillo.