Macron suspende la ley que prohíbe grabar a policías tras la presión social en Francia

La presión social que han ejercido los franceses en forma de protesta por el rechazo general al punto que prohíbe grabar a la policía, ha dado lugar a que se reformule la ley de Seguridad Global.

Emmanuel Macron ha anunciado tras su reunión con el ministro Jean Castex y el ministro de Interior, Gérald Darmanin, la suspensión de la ley para reescribir el artículo objeto de polémica.

El artículo 24 de la ley  que limita la grabación y el uso de intervenciones de las fuerzas del orden va a ser modificado tras entender que daba inmunidad a la policía ante posibles irregularidades en el ejercicio de sus funciones.

«Cuando hay incomprensión, hay que saber escuchar». «Vamos a proponer una reescritura completa del artículo 24»explicó Christopher Castaner, presidente del grupo parlamentario de La República en Marcha, el partido de Emmanuel Macron.

La semana pasada miles de ciudadanos franceses salieron a las calles para protestar contra el recorte de libertades que supone la nueva ley que prohíbe la difusión de imágenes de agentes de policía.

El proyecto contemplaba sanciones con hasta un año de cárcel y 45.000 euros de multa para quienes grabaran y difundieran imágenes agentes de policía.