El Supremo dicta que no se puede culpar al 8M de las muertes por COVID-19 de los manifestantes

Varapalo del Tribunal Supremos a Abogados Cristianos y el colectivo Profesional de la Policía Municipal de Madrid entre otros a su intento de culpar al gobierno y al feminismo de tener una relación directa con las muertes por COVID-19 por la celebración del 8M.

5 magistrados de la sala Segunda de lo Penal del TS consideran «imposible demostrar» que los asistentes al 8M de 2019 se contagiaran por coronavirus en la manifestación y no en otros lugares.

De esta forma el TS inadmite las querellas presentadas contra el presidente Pedro Sánchez y algunos ministros por delitos como lesiones, homicidio imprudente, omisión del socorro o prevaricación por permitir la celebración del evento.

El escrito reza que “para considerar a los querellados responsables de un delito de homicidio o de lesiones por imprudencia, no bastaría con acreditar que se ocultó información procedente de organismos internacionales y que esos informes técnico-sanitarios ya eran conocidos por el Gobierno”.

“En el estado actual de la ciencia es imposible acreditar, con la certeza que exige en un proceso penal la formulación del juicio de autoría, que la persona que acudió a una de esas manifestaciones, carente de información acerca de los peligros del COVID-19, se contagió en esa protesta”

“Es imposible demostrar que su contagio no se produjo antes o después, en ese o en otro lugar, a los pocos días o después de algunas semanas”, señala el texto.