Detenidos dos hosteleros por obligar a tres empleados a trabajar con COVID-19 bajo coacción

La Policía ha detenido a un hombre y una mujer en Axarquía (Málaga) acusados de haber obligado a tres trabajadores a seguir desarrollando sus tareas pese a estar afectados por la COVID-19

El hombre y la mujer, casados y propietarios de un restaurante, han amenazado con no pagar a tres de sus empleados, extranjeros y en situación irregular, si se pillaban la baja o comunicaban el positivo por COVID-19.

Un trabajador acudió a la policía para informar que se le estaba explotando laboralmente y que carecía de permiso de trabajo. Esto dio lugar a la apertura de una investigación sobre el matrimonio duelo del establecimiento.

El matrimonio en septiembre tuvieron algunos síntomas del virus y afirmaron que era un resfriado. Días más tarde dos cocinero y un camarero empezaron a sufrir los también la sintomatología característica y tras realizarse las pruebas confirmaron que era COVID-19.

El matrimonio coaccionó a los contagiados para que siguieran acudiendo al trabajo. Durante el trascurso de la investigación la policía pudo constatar que a los cocineros no se les proporcionaba mascarillas, lo que supone una grave infracción por el riesgo de contagio que supone.

A la pareja se le acusa de delitos contra los derechos de los trabajadores, contra la salud pública y también de falsedad documental, por obligar a sus empleados a aprenderse números de afiliación a la seguridad social de otras personas por si la Inspección de Trabajo acudía al local.