Piden cárcel para el hombre que deseó que gasearan a una mujer a la que llamó «mora de mierda» en el metro

La fiscalía de Madrid ha movido ficha contra el sujeto que intento obligar a una pasajera a que se bajara del metro mientras le vejaba y le decía insultos racistas.

La fiscalía recoge en su denuncia insultos como «mora de mierda» y otras expresiones «humillantes y despectivas».

Los hechos:

“El hombre se dirigió con evidente desprecio hacia una mujer de aspecto islámico por vestir una hiyab o velo islámico y que se encontraba en el mismo vagón que él”, comenzó a decir en voz alta “aquí huele a cagado”.

El hombre intentó agarrar a la chica para sacarla del vagón a gritos de «bájate mora de mierda». Una vez en el andén de la estación el hombre siguió con sus insultos y amenazas: «ojala volviera uno con bigote y os metiera a todos en una puta nave; el gas lo iba a paga yo; hijos de puta; «lo que tienes que hacer es irte a tu puto país»; «no queremos moros en Madrid»”.

Al sujeto se le acusa de un delito contra los derechos fundamentales tipificado en el art. 510.2 a) del código penal:

Serán castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses:

«Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquel, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su se*o, orientación o identidad se*ual, por razones de género, enfermedad o discapacidad».

Además la fiscalía solicita una multa de 2.700 euros a J. M. D. N., que no carece de antecedentes penales.