Vox pide al Gobierno pruebas de que la radiación 5G no daña la salud

El gobierno ha respondido a Vox la pregunta realizada en la mesa del Congreso a la cuestión planteada sobre si la tecnología 5G tiene efectos nocivos para la salud.

Son tres la preguntas que la formación ultraderechista ha realizado sobre esta cuestión:

Julio 2020: ¿Existe algún riesgo para la salud en la tecnología 5G?».

Septiembre 2020:»¿Puede asegurar el Gobierno de España que las antenas 5G no son en ningún caso y en modo alguno perjudiciales para la salud?«.

Septiembre 2020: «¿Cuenta el Gobierno y su Ministerio de Sanidad con pruebas del impacto de la radiación 5G suficientes y con estudios a corto y medio plazo concluyentes de la inocuidad de la citada exposición?».

Desde el congreso afirman que «las medidas de protección sanitaria frente a las emisiones radioeléctricas, incluyendo las relativas a la tecnología 5G».

«Las directrices se basan en las indicaciones científicas establecidas por la Comisión Internacional sobre la Protección contra la Radiación No Ionizante (International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection o ICNIRP), derivadas de los estudios de la exposición a campos electromagnéticos y que cuentan con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), máxima institución internacional garante de la salud».

«La ICNIRP realiza informes periódicos con el fin de revisar los niveles de referencia seguros para la exposición a campos electromagnéticos entre 100kHz y 300GHz que incluyen, entre otras, las tecnologías 5G, wifi, y bluetooth. El último informe ha sido publicado en marzo de 2020 y establece que, a la vista de los estudios científicos hasta la fecha, no hay motivos para cambiar y mantiene los mismos niveles de referencia recogidos en la normativa vigente en España».

El 29 de julio cuando Abascal anunció su moción de censura,  desde el estrado manifestó que había que impedir que «los datos de millones de españoles acaben en manos de una empresa controlada por una tiranía comunista aprovechando ala implantación de la nueva tecnología del 5g«.

El 2 de agosto de 2020, José María Figaredo, portavoz de Vox en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, manifestó en referencia al 5G que «España no puede permanecer pasiva ante las implicaciones directas y desconocidas que esta nueva tecnología tendrá en la esfera de derechos y libertades fundamentales de sus ciudadanos».

Tras sus declaraciones muchos científicos y divulgadores criticaron la afirmación de Abascal en redes sociales: