Ricart cumplió 20 años y diez meses de cárcel y en 2013 salió en libertad, por la derogación de la doctrina Parot.