Cifuentes retira su propia prueba con la que pretendía demostrar que defendió su TFM

No pinta bien el desarrollo del proceso judicial en el que Cristina Cifuentes en el que se está enfrentando a tres años de cárcel  por haber inducido a que se falsificara el acta de su trabajo de fin de máster.

Los abogados de Cifuentes han renunciado a la prueba sorpresa que salió a la luz el viernes pasado cuando compareció en el juzgado en calidad de investigada, y que se trataba de una anotación en su agenda digital.

La expresidenta como un pendrive con un archivo digital con la que pretendía verificar que tenía previsto ir a defender su Trabajo de Fin de Máster (TFM) el 2 de julio de 2012, la fecha en la que se basó su coartada y que viene reflejada en su agenda.

En la agenda ni siquiera ponía una descripción que pudiera identificar el objeto de dicha cita señalada.

El abogado de Cifuentes, Antonio Choclán, ha retirado la prueba alegando que no quería que la otra parte accediera a al pendrive porque este contenía información personal de la expresidenta.

Hoy destacamos: