Pierde el ojo la mujer herida por la policía en Barcelona en la protesta por Pablo Hasél

La joven que resultó herida ayer martes durante la noche, presuntamente por un proyectil de foam disparado por la policía cuando protestaba por el encarcelamiento de Pablo Hasél, perderá un ojo.

Así lo Informó el colectivo Iridia, confirmándose que perderá un ojo por el impacto que recibió de un proyectil mientras se encontraba participando en una protesta por el encarcelamiento de Pablo Hasél.

Cuando la joven llego al servicio médico, la primera valoración indicaba que la herida no era grave. No obstante, un examen médico riguroso concluye que la lesión es mayor y afectó de forma irreversible su globo ocular.

El colectivo Iridia solicitó una vez más que se retiren los proyectiles de las lanzadoras GL-06, armas que los agentes utilizan para dispersar, pero que no se adquirieron para este tipo de actuaciones hace ya una década. 

Para alejar a las protestas violentas, los Mossos utilizaban en ese tiempo  pelotas de goma que el Parlament prohibió luego del caso de Ester Quintana, que igualmente perdió un ojo. Fue cuando surgieron entonces los proyectiles de foam. 

Durante la protesta los agentes policiales tuvieron que repeler los ataques con piedras, accionando sus armas disparando proyectiles de foam y, presuntamente, uno de estos logro alcanzar a la joven.

Hoy destacamos: