Vídeo | «¡Para, para, para!». Un antidisturbios tiene que calmar a otro para que deje de golpear a manifestantes

Las protestas contra la «represión y la impunidad policial» motivada por la agresión de unos policías a su padre y su hija en Linares, que se produjo en Granada, se ha saldado con dos detenidos y disturbios.

Unas trescientas personas salieron a la calle para protestar por la lamentable escena ocurrida y otras vistas en las protestas en apoyo de Pablo Hasél

Coreando lemas como “No olvidamos lo de Linares” los manifestantes iniciaron su recorrido hasta que la policía intervino con cargas para detener el paso de la manifestación.

Una imagen se ha viralizado después de que un policía agrediera por la espalada a dos manifestantes por la espalda que ya se estaban yendo del lugar.

Es su propio compañero el que le grita hasta en tres ocasiones ¡Paraaa, paraaa, paraaa! Cuando el policía deja de pegar se gira y hace el amago de pegarle.

Hoy destacamos: