Vox cruza el límite atribuyendo un asesinato por apuñalamiento a una persona Magrebí que resultó ser de Rumania

La formación de extrema derecha ha vuelto a sacar a relucir su racismo e islamofobia a través de la cuenta oficial de su partido, y de algunos de sus diputados como Rocío de Meer y Hermann Tertsch.

En esta ocasión han atribuido un asesinato por apuñalamiento a una persona magrebí, sin ninguna prueba cuando el presunto autor es de nacionalidad rumana.

La víctima fue un sacristán de la iglesia de Alcalá la Real de Jaén. La Guardia Civil detuvo al presutno asesino de 33 años dos horas después.

El detenido tenía mancas de sangre en la ropa y confesó el crimen en las dependencias municipales.

Vox manifestó desde su cuenta que no era un caso aislado lo del magrebí, sino «odio contra nuestra civilización cristiana y occidental».

Hoy destacamos: