«Analfabetos funcionales». El PP tiene las competencias del Mar Menor y recurrió y derogó la ley que protegía sus aguas

El Mar Menor está sufriendo una tragedia climática debido a los vertidos sin control de la agricultura, que ha dejado casi 5 toneladas de pescado muerto según la Consejería murciana de Medio Ambiente.

Ante esta crisis el PP vuelve a pegar un balonazo asegurado que las competencias sobre los vertidos son del gobierno central.

Pablo Casado afirmó que el Gobierno regional «no tiene competencias ni en cuencas hidrográficas, ni en ramblas, ni puede efectuar cualquier tipo de dragado del Mar Menor para permitir que esas balsas de agua, con excesivos nitratos, puedan salir al mar Mediterráneo».

«No vienen directamente del sector agrícola, prohibidos y precintados desde hace mucho tiempo, sino que están aflorando por acuíferos a los que han llegado hace muchos años».

Pero la realidad es otra:

Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, en su artículo 10 y punto 6, refleja que posee las competencias en «agricultura, ganadería e industrias agroalimentarias, de acuerdo con la ordenación general de la economía».

En el punto 9 también se dicta que tiene las competencias sobre la «pesca en aguas interiores, marisqueo, acuicultura y agricultura, así como el desarrollo de cualquier otra forma de cultivo industrial. Caza y pesca fluvial. Protección de los ecosistemas en los que se desarrollan dichas actividades».

La cosa no queda ahí:

En 1979, los empresarios que crearon este problema se comprometieron con el Estado a reparar el daño causado devolviendo en lo posible la zona a su estado natural, pero nunca se hizo.

En 1987 el PSOE aprobó una ley para proteger las aguas del Mar Menor contaminadas, después de que en el año 1973 se permitiera el paso de embarcaciones por el ensanche y el canal.

En 2001 esta ley aprobada por el PSOE quedó sin efecto en 2001 tras el recurso del PP en los tribunales mediante la ley del Suelo.

Hoy destacamos: