Dejan una mega propina en el restaurante en el que se quejaron tras cenar hamburguesas y champagne

El pasado 2 de agosto asistimos a un festival tuitero después de que Enrique Morris, un empresario sevillano que enseña estrategias para invertir en Bolsa compartiera en Twitter la factura de una comida en un restaurante de Marbella.

Este trader intradiario, consumió hamburguesas y bebidas por valor de 4.098 euros con 7 personas más que consumieron champagne premium.

“Nos cargan 372 euros de servicio, pagamos y nos levantamos”.  “El camarero viene corriendo cabreado preguntando si no íbamos a dejar propina”, “Marbella, el nuevo Ibiza, engañabobos everywhere”, señaló Morris.

Su publicación desencadenó todo tipo de críticas, memes y algunos des calificativos.

Tras viralizarse la historia, un empresario catalán quiso acudir al mismo sitio para dejarle un recado a Enrique Morris:

«@enrique.vv con el mismo importe que presumiste en pagar una comida yo lo hago dejándolo de propina a los mismos camareros que te cabreaste (por cierto muy buen servicio)».

Hoy destacamos: