Adiós pucherazo. Los letrados del Congreso: «voto válido e irrevocable»

Los letrados del congreso de los Diputados han certificado en un informe que el diputado Alberto Casero se equivocó en su votación en los puntos de la reforma laboral y no hubo ningún fallo informático.

El informe hace constar que «se debió a un error material», y desestima que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet incurriera en alguna irregularidad al convalidar la votación.

«No tenía la obligación de convocar la Mesa para permitirle que lo subsanase, por lo que el resultado de la votación es definitivo».

«Los 14 diputados autorizados para votar telemáticamente emitieron su voto por este procedimiento en el plazo establecido al efecto, sin que se registrara ninguna incidencia técnica ni comunicación relativa a ella por parte de dichos diputados», añaden.

«En los momentos previos a la reanudación de la sesión plenaria, cuando ya se había producido la llamada a votación, diversos miembros de la dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso se acercaron a la Mesa, manifestando a la Presidencia que un voto emitido telemáticamente por el Sr. Casero Ávila no se correspondía con su voluntad y que, tratándose de un error técnico, y encontrándose el diputado en la Cámara, debía permitírsele votar de manera presencial», continúa.

Los letrados hacen constar que Casero votó en línea distinta a su partido: «De igual modo ocurrió en relación con otras tres votaciones, entre ellas la relativa a la tramitación como Proyecto de Ley del citado Real Decreto-ley, que fue rechazada por 174 votos a favor (169 más 5 votos telemáticos), 175 en contra (166 más 9 votos telemáticos) y ninguna abstención».

En cuanto a si debieron llamar por teléfono al diputado para validar su voto, responden que: «El procedimiento de votación telemática se desarrolló de conformidad con el régimen jurídico vigente».

El PP y el diputado Alberto Casero ya han presentado dos recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Hoy destacamos: