«La inteligencia de Valls le han dado un inesperado papel protagonista. Se equivocaría si siguiera ignorando a Ciudadanos. Se equivocaría, y gravemente, si no luchara por liderarlo«.