Puñetazo al racismo del Athletic: Si vuelven a insultar a Iñaki Williams se acabó el partido

El delantero del Athletic Club de Bilbao, Iñaki Williams, ha estado en el programa de Jorge Valdano ‘Vamos’ y hablado sobre el racismo en el deporte que está sufriendo en los campos de fútbol.

Iñaki Williams habló sobre los episodios de racimo que ha sufrido: “En pleno siglo XXI no se debe de permitir, al final da igual por el color de la piel, la raza, el sexo. Cualquier tipo de vejación no se tiene que permitir en el fútbol”.

Sobre los incidentes ocurridos en el partido contra el Espanyol en el que un sector de la grada empezó a imitar el sonido de los chimpancés, como lamentablemente hemos visto muchas veces en los estadios de fútbol manifestó que: “sé que mis compañeros hubiesen salido del campo conmigo porque lo hemos hablado. Somos conscientes de que si me pasase otra vez nos iríamos del campo y si nos dan el partido por perdido, nos daría exactamente igual porque sería un puñetazo contra el racismo”.

El jugador no está preocupado por las consecuencias que pueda tener dicha decisión puesto que en el equipo van a una y la mayoría de los aficionados también comparten dicha posición: “sé que voy a contar con el apoyo de muchísima gente, como me pasó en Tenerife que me llovieron mil mensajes de apoyo en las redes sociales”.

En el fútbol profesional en España solo se ha suspendido un partido por incidentes sobre cánticos procedentes de la grada, el Rayo Vallecano-Albacete de segunda división tras llamar “p*to NAZl” a Roman Zozulya, que le costó una multa, el cierre parcial del estadio y la celebración del partido sin público.

Williams volvió a hablar sobre sus orígenes: “Siempre tuve la obsesión de se futbolista, le decía a mi madre que el día de mañana jugaría al fútbol y que no nos faltaría de nada”.

“Mis padres han cruzado el desierto del Sahara descalzos,  han visto morir a gente por el camino, les metieron en una cárcel, estuvieron como refugiados de guerra… Gracias a que se encontraron a gente buena, a gente que les ayudó, les abrió la puerta de llegar a Bilbao y el destino quiso que yo naciese en Bilbao y es por eso que soy jugador del Athletic. A veces hay que creer en el destino, si hubiera nacido en otro sitio no sería jugador de fútbol”, explicó Williams.