Malos tiempos para la Pablitis de Ana Rosa: falla 2 de 2

La presentadora de Telecinco, Ana Rosa Quintana, no está pasando por sus mejores momentos, su sensacionalismo y partidista forma de cubrir la información le está costando una oleada de críticas y haber sido desacreditada en directo varias veces durante este periodo de confinamiento.

La reina de las mañanas, título que ha conseguido por conducir el espacio  ‘El programa de AR’, todavía no se había repuesto del revés «con la mano abierta» que un profesor le dio a través de Twitter y se ha encontrado con lo que los en el boxeo se conoce como un 1-2.

Javier Ruiz y la ministra de economía Nadia Calviño, le han dado un buen corte a la presentadora, el primero por querer poner palabras en la boca de Iglesias al insinuar que la medida sobre el casero de una piso en alquiler es totalitaria por querer «imponerla».

Ana Rosa afirmó que el vicepresidente Iglesias dijo en su última comparecencia que «se iba a obligar a los grandes fondos que tiene miles de viviendas en alquiler a rebajar al 50% el alquiler a sus inquilinos».

Javier Ruiz fue tajante, «No,no,no», contestó el presentador.

Lo que dijo Iglesias fue que el casero tenía dos opciones: «o bien llevar a cabo la quita de 50% de la deuda del inquilino, o bien reestructurar esa deuda para que el inquilino pueda pagarla en durante 3 años «. 

Ruiz explicó que eso significaba que el casero le diera una moratoria para ir renegociando la deuda en 3 años, pero el propio presentador se equivocó al afirmar que lo que  dijo Iglesias no era cierto por que era distinto a lo que salía en el BOE, pero Iglesias dijo justo lo que viene en el BOE, como se puede comprobar en el vídeo del final de la entrada.

Ana Rosa también en su entrevista con Nadia Calviño tuvo otro brote de Pablitis, y le afirmó que en el gobierno había un enfrentamiento muy duro entre ella y Pablo Iglesias, lo que motivó que la ministra lanzara un ultimátum de dimisión por la diferencia entre ambos por algunas medidas que pedía Unidas Podemos.

Calviño la dejó helada y respondió con sorna: «le voy hacer una confesión ahora que estamos solas y no nos ve nadie. No me da tiempo a ver todos los rumores que salen a diario. Yo me dedico a trabajar y no dedicó ni segundo a este tipo de habladurías».

«Aquí estamos todos al pie del cañón, los ciudadanos lo que quieren es un gobierno que  unido que esté pensando en el interés general», concluyó Calviño.

Las palabras de Iglesias en rueda de prensa sobre el alquiler: