Ayuso riega a Cake Minuesa con una paguita de 30.000 euros adjudicándole un contrato a dedo para hacer vídeos

El polémico reportero de los medios afines a la derecha, Cake Minuesa, conocido como f0llofacha, acaba de ser el beneficiario de una adjudicación de la comunidad de Madrid por valor de 30.000 euros a través de su empresa ‘Caelum Producciones S.L.’ de la que es administrador único.

El contrato publicado el 17 de Abril se realizó a la empresa para la realización de “píldoras informativas de la campaña de publicidad sobre el coronavirus”.

El diario ‘Público.es’ afirma que se ha hecho sin publicidad ni concurso público. Según el texto al que ha tenido acceso el diario, la contratación se justificó por el artículo 120.1 de la Ley de Contratos del Sector Público, porque era “urgente y necesario comunicar consejos preventivos sobre la Covid-19”.

El texto asegura que es «urgente y necesario» comunicar consejos preventivos sobre el virus, y afirma que la Comunidad de Madrid no cuenta «con medios propios» para ejecutar la campaña encargada al reportero.

El contrato establece que el importe máximo a percibir por cada uno de los vídeos es de 1.000 euros.

El texto reza que: «La Consejería de Sanidad ha acordado la difusión prioritaria de píldoras informativas con la finalidad de informar a la población y que los ciudadanos adopten las medidas preventivas que les corresponden, sepan cómo deben actuar y dirigirse, en caso de necesidad a los servicios sanitarios en relación con el COVID-19».

El anuncio fue muy criticado por la izquierda en las redes, comparando el contrato con uno de esos chiringuitos que tanto critica la derecha, aunque esto sería una mamandurria en toda regla más que un chiringuito.

«Vaya! ahora la izquierda va a por mi porque …hago vídeos!», señaló el colaborador de Eduardo Inda. «Y píldoras informativas buenas, profesionales y baratas durante el coronavirus. Tengo una productora, CAELUM Producciones y hago tele, docus, vídeos y el lunes estreno programa!».

Una de las últimas gestas del reportero fue ser detenido por la Guardia Civil por intentar acceder al Valle de los caídos, cuando se encontraba cerrado por órdenes del gobierno.

Algunas críticas: