“Mente retorcida y sin escrúpulos, que no vuelva a usar nuestro nombre”. Una familiar de la víctima del virus que usó el PP contra Illa responde

El diputado del Partido Popular Juan Antonio Callejas Cano en su turno de palabra en ‘El Congreso de los diputados’ en la comisión de sanidad y consumo vertió una grave acusación sobre el ministro de Sanidad Salvador Illa, que le costó una reprimenda de este.

El diputado Popular le acusó de no tener empatía hacia los familiares de los fallecidos por el virus, y le pidió que hiciera «uso de su turno de palabra» para dirigirse a una señora y decirle lo que «usted siente».

Salvado Illa le respondió: «Yo no tengo por costumbre de manifestar cariño ni consuelo en particular ante las cámaras, esto tengo por costumbre hacerlo en privado, ¡y si usted hubiera asistido a la comparecencia hubiera visto que en cada comparecencia inicio mi comparecencia recordando a los fallecidos!

Está muy obsesionado con las cámaras, yo muy poco». «Los sentimientos los sé guardar para mi y los se expresar cuando los tengo que expresar sin hacer espectáculos públicos», concluyó Illa.

Tras la polémica la familia de la víctima a la que el diputado del PP hizo alusión, ha respondido en un demoledor comunicado en el que le señala de forma directa:


El comunicado de la familia:


Desde la familia del fallecido Eduardo Coronel, queremos aclarar que en ningún momento se solicitó a don Juan Antonio Callejas Cano alcalde de Villamayor de Calatrava y diputado del PP por Ciudad Real que hablase en nombre de nuestra familia.

Este señor, ha utilizado con propósito ventajista y oportunista la situación y el nombre de nuestra familia para hacerse publicidad política ante el ministro de sanidad Salvador Illa.

Dicha declaración realizada por Callejas Cano, no solo es oportunista y de la más remota vileza de una mente retorcida y sin escrúpulos, si no que sus palabras están llenas de falsedad.

Dicho esto, cabe aclarar los siguientes puntos:

-Juan Antonio Callejas Cano se puso en contacto con la familia del fallecido para darle el pésame, este señor aprovechando la tesitura y su ya estudiada estrategia política, porque crean, este señor carece de escrúpulos, preguntó a la familia si necesitaba algo, y ella comentó que lo único que necesitaba era un test para saber si Margarita Coronel Fernández podía retornar al domicilio familiar.

-Margarita estuvo con su padre hasta dos horas antes de fallecer, ya que cuando agravó la situación la llamaron desde el hospital para poder despedirse de su padre pasando tres días en el hospital junto a él.

-Las cenizas no se las dieron a Margarita Coronel, el hijo de Margarita, se encargó de la tramitación de los servicios funerarios, siendo él quien recogió en la funeraria las cenizas y quien las posee en la actualidad.

Aprovechando esta publicación queremos añadir, que Callejas Cano no hizo nada positivo a favor de la familia cuando ésta más ayuda necesitaba en los momentos difíciles; lo único que hizo fue suspender el servicio de asistencia domiciliaria a doña Paula García Moraga (suegra de Margarita Coronel), persona que no había tenido contacto con Eduardo Coronel. Por lo tanto, este señor nos ha utilizado.

Por último, solo pedir que este señor no vuelva a usar el nombre de esta familia para bien o para mal, que queme su hipocresía y sea ésta la cual se retorne a cenizas, que tenga algo de decencia en sus futuras declaraciones.

Esta familia solo quiere el retorno a la normalidad, que ya ha sufrido bastante ante la inoperancia política de esta nación.

Recordemos el tenso momento: