China acusa a España de ser el origen de la pandemia del coronavirus y no Wuhan

El mes pasado un estudio de la Universidad de Barcelona contrastó que ya existían restos de coronavirus en aguas residuales desde el 15 de enero, algo que ha usado China como argumento para el relato de responsabilidades.

Albert Bosch, el presidente de la Sociedad Española de Virología y catedrático del Departamento de Microbiología de la UB, lo expuso en la radio el hallazgo en las aguas: «cuarenta días antes de la primera declaración de un caso, que fue el 25 de febrero”.

Wang Guangfa, asesor chino especialista en enfermedades respiratorias en el Hospital Universitario de Pekín (China), ha afirmado que «España es el origen de la pandemia y no su país, ni tampoco Wuhan».

Para hacer tal afirmación se remitió al estudio realizado en Barcelona citado anteriormente, pero otros científicos como François Balloux, director del UCL Genetics Institute de Londres, asegura que los resultados obtenidos en Barcelona se pueden deber a una contaminación de las muestras.

La polémica ha saltado a la palestra días antes de que la OMS vaya a China para investigar sobre el origen del COVID-19 que ha originado una pandemia mundial.

Su director, Tedros Adhanom, declaró que “conocer el origen del virus es muy, muy importante”. «Podemos combatirla covid-19 mejor cuando sepamos todo sobre él, incluyendo cómo comenzó”,