El Estado reitera que Franco pudo ser un “okupa” al haberse apropiado del pazo de Meirás de forma fraudulenta

Esta en curso el  juicio sobre la titularidad del pazo de Meirás de Sada (A coruña), en el que el estado está luchando para que el inmueble  sea considerado como parte de patrimonio público apelando a la “justicia histórica”.

La Abogacía del Estado representada por Javier Suárez expuso durante el juicio que Francisco Franco se apropió de forma ilegítima del Pazo de Meirás mediante un fraude.

El abogado aportó unos documentos de escritura en las que consta que la compraventa de 1941 indica que “es un título simulado que busca generar la apariencia de que Franco adquirió el pazo”.

“La escritura es un fraude, se trata de una posesión viciada que ha impedido la actuación del legítimo propietario”, señaló el letrado.

Suárez explicó que la Junta pro Pazo adquirió en 1938 el inmueble mediante un proceso de naturaleza coercitiva (obligatoria, bajo coacción).

El abogado explicó que la familia Franco no podrían ser los propietarios del Pazo  porque el dominio público no puede perder vigencia.