Coca-Cola pagó a científicos para maquillar la relación de sus bebidas azucaradas con la obesidad

La revista médica Public Health Nutrition ha publicado una investigación que revela que Coca-Cola pagó millones de dólares a estudios científicos que restaban importancia en la relación entre las bebidas azucaradas y la obesidad.

Tras una investigación por parte del equipo de investigadores que examinaron más de 18.000 emails intercambiados entre miembros de Coca-Cola y las universidades de  West Virginia y la Universidad la de Colorado

Ambos centros de estudios formaron parte de Global Energy Balance Network, una organización sin ánimo de lucro dedicada al estudio de la obesidad en EE.UU, entre 2014 y 2015.

La investigación concluye que la organización Global Energy Balance Network, fue creada y financiada por Coca-Cola con al menos 1,5 millones de dólares en 2015, con la finalidad de modificar la relación que vincula a las bebidas azucaradas con los problemas de obesidad.

El análisis revela que los científicos financiados por Coca-Cola expusieron en sus conclusiones que la falta de ejercicio era la causa de la obesidad en EEUU, y no la mala alimentación.

«Coca-Cola utilizó a académicos de salud pública para llevar a cabo tácticas clásicas del tabaco para proteger sus ganancias», señaló Gary Ruskin, director ejecutivo de US Right to Know.