El juez imputa a Jorge Fernández Díaz por el espionaje policial a Bárcenas y exonera de momento a Cospedal

Manuel García-Castellón, juez del caso Villarejo, ha citado a declarar como imputado al exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por el espionaje a Bárcenas el próximo 30 de octubre.

García-Castellón ha exonerado de tal acto a María Dolores de Cospedal, exsecretaria general del PP, y a su marido Ignacio López del Hierro, por ahora, tal y  como había solicitado también la Fiscalía Anticorrupción.

En el escrito, el juez estima que el testimonio del exministro es necesario  porque la operación de espionaje al tesorero del PP sitúan el centro de la misma en el Ministerio del Interior, del que dice, “se habría dirigido y coordinado la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad”.

El auto manifiesta que las investigaciones practicadas hasta el momento permiten situar el centro de la operación en ese Ministerio: “Desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad”.