400 trabajadores de Canal Sur firman la petición de cese de Álvaro Zancajo por falta de ética y profesionalidad

Un grupo de trabajadores de Canal Sur han empezado a recoger firmas para que se cese de su puesto como director de informativos a Álvaro Zancajo.

Tras solo unos días 400 trabajadores de la casa de todos los departamentos han pedido el cese de director puesto a dedo por PP-Cs con el beneplácito de Vox.

Los trabajadores alertan también de la amenaza que supone para la cadena pública el paquete de recortes impuestos por Vox a cambio de su respaldo a los Presupuestos del Ejecutivo de PP y Cs.

Esta medida se ha tomado en paralelo a otras acciones que los sindicatos están desarrollando que culminarán en una huelga para los días 22 y 23 de diciembre.

Sobre Zancajo el comunicado reza que “En esta etapa  hemos observado comportamientos, en fondo y forma, que traspasan todas las líneas de la ética profesional y que atentan contra los elementales principios del periodismo”.

Por todo ello “y porque hemos entendido que sus intereses no están precisamente en Andalucía ni en el servicio a los andaluces, pedimos el cese inmediato del director de los informativos de Canal Sur Televisión”.

El comunicado completo:

POR LA DEFENSA DE LA RTVA Y DE UN SERVICIO PÚBLICO LIBRE Y DE CALIDAD.

Los profesionales de Canal Sur que firman este escrito quieren poner de manifiesto lo siguiente:

1. El acuerdo alcanzado entre los partidos del gobierno de la Junta de Andalucía, Partido Popular y Ciudadanos, con VOX para aprobar los presupuestos daña gravemente a la RTVA y pone en peligro la prestación de un servicio público esencial.

2. El pacto, además, responde a la demanda y a la condición impuesta por VOX, que claramente ha expresado su intención de cerrar la RTVA, lo que ya de por sí es una concesión difícil de entender y también de explicar.

3. El recorte presupuestario y las medidas anunciadas no solo afectan directamente a la plantilla, sino también al sector audiovisual andaluz, lo cual sobredimensiona el problema, que atañe a decenas de miles de familias andaluzas.

4. La asfixia financiera impedirá la necesaria renovación tecnológica, el mantenimiento de puestos de trabajo o el rejuvenecimiento de la plantilla ante la amortización de plazas por jubilación o por otras circunstancias, como fallecimiento.

5. Estos hechos redundarán en un perjuicio para la sociedad andaluza, que no podrá aspirar a tener una radio televisión pública de calidad, como merece tener Andalucía.

6. Los trabajadores de RTVA, Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión que firman este documento quieren expresar con contundencia su hartazgo, indignación y también rabia por la constante utilización que los partidos políticos pretenden hacer de este medio público para tratar de convertirlo en un instrumento de poder y de manipulación. Algo que hay que denunciar y con lo que habría que terminar dotando a esta empresa pública de los mecanismos legales necesarios para su protección.

7. Los servicios informativos de una radio y televisión públicas, como es Canal Sur, deben ser referentes, rigurosos, comprometidos con los andaluces y no con los partidos políticos o los gobiernos de turno.

8. En esta etapa, desde la llegada del actual responsable de informativos de la televisión, hemos observado comportamientos, en fondo y forma, que traspasan todas las líneas de la ética profesional y que atentan contra los elementales principios del periodismo.

9. Por estas razones, y porque hemos entendido que sus intereses no están precisamente en Andalucía ni en el servicio a los andaluces, pedimos el cese inmediato del director de los informativos de Canal Sur Televisión, Álvaro Zancajo.

10. Creemos también que, con el respaldo de los trabajadores, trabajadoras y sector audiovisual, el director general, Juan de Dios Mellado, elegido por consenso en el Parlamento de Andalucía, podría reconducir esta compleja situación de doble recorte, el presupuestario y el del rigor informativo. Esto sería posible siempre que sea capaz de atender a la verdadera razón de ser de la RTVA y, junto a la plantilla, ponerse frente a las coyunturas políticas e intereses partidistas que abocan a Canal Sur a un futuro cierre.