Orden de alejamiento para el acusado de acosar a Irene Montero y Pablo Iglesias en Galapagar

Miguel Frontera uno de los instigadores del acoso a Pablo Iglesias e Irene Montero en su casa de Galapagar ha acudido esta mañana a los juzgados de Collado Villalba de Madrid y se ha ido del recinto con una orden de alejamiento.

Miguel Frontera ya no podrá acercarse a 500 metros de la casa de Galapagar y a los respectivos centros de trabajo del vicepresidente y la ministra, es decir, a sus respectivos ministerios.

También se le prohíbe comunicarse con ellos mediante ninguna vía de las vías posible. La abogada de Frontera es nada más y menos que la presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellano.

Miguel Frontera ha confesado que se subió a una roca para grabar el interior del domicilio y que acude con regularidad al domicilio de los políticos y sus tres hijos pequeños, siendo consciente de que en esa casa viven niños pequeños.

A Frontera se le imputan delitos de coaccionesacosodesobediencia a la autoridad e injurias graves al acusar a Pablo Iglesias de ser “hijo de terrorista” en una pancarta.