Un banco devuelve al cliente «intereses usureros»por valor de 18.000 euros

Wizink tuvo que pagar a un socio de FACUA Madrid los 18.000 euros que le pagó su padre, ya fallecido, por los intereses usureros que le había cobrado en una tarjeta revolving. 

Inicialmente, fue el banco el que le pidió que se hiciera cargo de 10.000 euros de la deuda de su padre, pero tras entregar el caso a la asociación, obtuvo una sentencia a su favor del Juzgado de Primera Instancia número 19 de Madrid.

Después del fallecimiento de su padre, Adrián Merino Asensio heredó en febrero de 2012 una deuda relacionada con una de estas tarjetas. La deuda había sido contraída 11 años antes con Citibank, cuyo negocio minorista y de tarjetas en España acabó en manos de Wizink.

El contrato firmado en 2001 contemplaba un interés  TAE del 24,6%, más del triple del tipo de interés medio aplicado ese año en los préstamos personales. 

Aunque el padre del usuario pagaba desde entonces una cuota mensual de 60 euros y ha utilizado la tarjeta solo para pequeñas compras, los altísimos intereses acumulados mes a mes le han dejado una deuda de 10.106 euros, según el banco, que finalmente ha tumbado la justicia.

Hoy destacamos: