La regularización fiscal de Juan Carlos I ha sido pagada con dinero prestado por sus amigos empresarios

El rey emérito Juan Carlos realizó una regularización fiscal por valor de 4,4 millones con dinero de préstamos que le hicieron amigos empresarios.  

La información procede de la cadena SER, que cuenta que estos empresarios anónimos que hicieron este préstamo al rey emérito lo han hecho en función de sus capacidades económicas.

Los mencionados préstamos han debido ser formalizados en la Agencia Tributaria de Madrid y por tratarse de créditos y no de donaciones, estos no tienen que declararse ante el fisco.

Estos contratos servirán como prueba para Hacienda y la Fiscalía, de que el rey se compromete a pagar dichos préstamos y que el origen del dinero es legal.

Personas ligadas al entorno del rey aseguran que todo se ha hecho en el marco de la legalidad, por lo tanto Hacienda a través de los contratos tendrá como verificar que los dineros son de origen lícito, así lo hicieron saber a «NIUS»

La fiscalía revisará esta regularización presentada de la misma forma como se hizo la de diciembre, en donde el rey declaró 678.393,72 euros, en una clara evasión de impuestos.

Hoy destacamos: