«Extremo ridículo». El catolicismo le juega una mala pasada a Macarena Olona

La formación de extrema derecha, Vox, ha registrado una solicitud de información en el Ayuntamiento de Granada para conocer a fondo el contrato de los encargados de la iluminación navideña después de que los ultraderechistas denunciaran el uso de «Cruces invertidas».

A través de Twitter Macarena Olona ha manifestado que no va a llevar a su pequeño porque «pasaría miedo», y porque según ella podría tener alguna relación con sus sueños.

«Pensaba disfrutar con mi pequeño enseñándole la iluminación navideña de las calles de Granada. Pero no voy a llevarle porque pasaría miedo. Se ha decidido llenarlas de cruces invertidas. Los sueños de los niños deberían ser sagrados».

En las redes sociales ha habido dos partes, los que se han mofado porque veían cruces y no estrellas, y otra que ha indicado a Olona lo que es la cruz de San Pedro.

Hoy destacamos: