Javier Negre se supera, en todos los aspectos, con su última aventura, y Echenique le da la puntilla

Javier Negre ha vuelto verse involucrado en un altercado después de que denunciara una «presunta» «agresión», contra su persona en los pasillos del Senado.

Negre publicó la escena en la que su cámara pierde el plano, según Negre por una agresión, y culpa a un fotógrafo del presidente Sánchez de que le propinara dos golpes.

Más tarde Negre publicó una foto subido a una silla de ruedas y el brazo con un cabestrillo, a pesar de que en el vídeo se ve claramente como Negre camina, y sujeta el móvil sin ningún tipo de problema, y que incluso se queda interpelando e incluso haciendo preguntas a otra persona presente.

«Así me dejó Borja Puig de la Bellacasa, el fotógrafo oficial del presidente Pedro Sánchez tras propinarme 2 puñetazos en los pasillos del Senado en presencia de Sánchez, escoltas y policías. Moncloa no sólo ataca la libertad de prensa vetando a Estado de Alarma TV en actos. Ya lo hace a golpes», publicó desde Twitter.

Negre inició una campaña de acoso contra el fotógrafo de Sánchez, llegando a publicar la identidad otra persona que no era el miembro del equipo del presidente.

https://twitter.com/RaGLaN_83/status/1473989402326183950?s=20

Con todo este revuelo, en las redes se mofaron del suceso y de las presuntas lesiones de Negre, fiesta a la que se unió el diputado de Podemos Pablo Echenique.

«No os riáis de Javier Negre. Yo le creo. A mí me pasó lo mismo. Mirad como me dejó el fotógrafo de Pedro Sánchez», dijo el de Podemos, adjuntando una foto suya en su ya habitual silla eléctrica.

Hoy destacamos: