Vox denuncia el desalojo de la Catedral de Granada por «suspender la libertad de culto»

La policía ha interrumpido la misa del Viernes Santo programada en la parroquia de la Catedral de Granada del   arzobispo, Francisco Javier Martínez, en la que había presente una veintena de fieles.

La policía le comunicó al arzobispo que los asistentes debían abandonar al recinto o serían desalojados y multados.El párroco informó a los presentes: «Interrumpimos la celebración. La policía nos dice que tenemos que desalojar la iglesia, que si no sancionarían a las personas presentes uno por uno».

«Lo siento. Nosotros hemos hecho esto con la mejor intención, apoyándonos en el decreto anterior, cuyo artículo 11 decía que en las iglesias según se tamaño podrían estar ciertos grupos de personas siempre que se guardaran las reglas. Nos dicen que han llamado a sus superiores, les han dicho que no y nosotros obedecemos la ley».

Ante el suceso la portavoz adjunta y secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, la que comparó al gobierno con ETA,  muy popular esos días por su mascarilla tuneada con la bandera de España, ha criticado el desalojo de la Catedral de Granada porque considera que está «al margen de la Constitución» así como que «se ha suspendido un derecho fundamental, la libertad de culto».

La representante del partido de extrema derecha ha parafraseando la cita «La única Iglesia que ilumina es la que arde» y, a continuación, ha indicado que «hoy no las queman, las vacían». 

Desde Vox aseguran que las ceremonias religiosas están permitidas» y ha indicado que «para suspenderlas tiene que declararse el estado de excepción».

Esta situación va muy en la línea de las vista en ‘El Rocío’, donde el ejercito tuvo que intervenir para cerrar los accesos tras ver como se producían concentraciones para rezar.

Hoy destacamos: