Vídeo | 37 insultos en 15 minutos de Pablo Casado. Lastra se queda sin aire al enumerarlos y llama cacatúa a Teodoro Egea

La portavoz del grupo socialista ha vuelto a protagonizar una intervención viral desde el atril del congreso y con apartado especial hacía Pablo Casado, que ha vuelto a utilizar una ristra de insultos para dirigirse al presidente Sánchez como la de aquel día con el mítico «felón» y compañía.

Adriana Lastra ha manifestado a Casado que ha batido su propio récord «37 insultos en quince minutos en su primera intervención, a raíz de tres insultos por minuto.

«Llevan semanas abusando de la responsabilidad de los demás para convertirse en la oposición más desleal del continente».

Adriana Lastra ha afirmado que el dirigente del Partido Popular lo que quiere es contaminar el clima político

Lastra ha acusado al líder de la oposición, Pablo Casado, de querer «contaminar el clima político» y les ha pedido que voten en «conciencia» con la «responsabilidad». 

 «Usted no es capaz de responder con una alternativa al estado de alarma, ¿Qué alternativa tiene?».

En un momento dado, mientras le preguntaba a Casado por los científicos consultados que le habían recomendado suspender el estado de alarma porque ya no era necesario a los que se ha referido como «¿es otro informe de un señor australiano como el que trajo hace 15 días y que resultó ser falso?», Lastra ha llamado cacatúa a Teodoro García Egea:

«¿Podría mencionarnos usted, o la cacatúa que tiene detrás, que no deja de hablar mientras yo estoy interviniendo, ¿En qué estudio se basa para decir que el confinamiento ya no tiene sentido?! «Todo lo que sea proteger a los trabajadores, a las familias, los jóvenes o los autónomos les parece un peligroso radicalismo», ha afirmado Lastra.

La portavoz del PSOE ha reprochado a Casado sus reiteradas faltas de respeto hacia el presidente: «Manipulador, mentiroso, cesarista, malversador, incompetente, incapaz, inepto, chapucero, pésimo, negligente, arbitrario, irresponsable, nefasto, opaco, fraudulento. Voy a coger aire, arbitrario, curandero,  es como un chiste de Gila y usamos a lo españoles como el perro de Pavlov».

«Todo lo que sea proteger a los trabajadores, a las familias, los jóvenes o los autónomos les parece un peligroso radicalismo”. “Por una vez, ya que le gusta tanto mirarse en el espejo, mírese en el espejo de la Historia y en el del interés general, y no en el de la propaganda”, ha dicho Lastra dirigiéndose al dirigente del PP.