Rubén Sánchez será acusación popular contra el juez de Vox por el «delito de fraude de subvenciones»

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha aceptado la personación como acusación popular de Rubén Sánchez, vicepresidente de Facua, en la causa que investiga al parlamentario andaluz Francisco Serrano, exlíder de Vox, por un delito de fraude de subvenciones por el que habría obtenido 2.489.000 euros.

El Ministerio Público acusa a Serrano y a su socio Enrique Pelegrín, responsables de la sociedad Bio Wood Niebla S.L., de obtener en 2016 de forma fraudulenta ese dinero a través de subvenciones para la supuesta puesta en marcha de un proyecto empresarial que nunca llegó a realizarse.

Para pedir el crédito de 2,5 millones de euros al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Bio Wood Niebla declaró tener un capital social de 1.245.000 euros, cuando en realidad solo tenía 7.000 euros en fondos propios.

Además ambos socios presentaron en la constitución de la sociedad facturas sobre la maquinaria que supuestamente iban a aportar al proyecto que en el caso de Serrano era un secadero rotativo valorado en 742.800 euros y la aportación de Pelegrín eran tres granuladoras valoradas en 495.200 euros.

A pesar de que Serrano explicó que había sido engañado y que no participó en nada relacionado con el posible fraude, infoLibre desveló a través de un documento conseguido en el Registro Mercantil de la Provincia de Sevilla que la firma del famoso juez está en la solicitud de la subvención por lo que se investiga si pudo incurrir en un delito de fraude de subvenciones o en otro de estafa.

Tras la presentación de la querella criminal por la Fiscalía Superior de Andalucía, el pasado julio el líder de Vox en Andalucía anunciaba que dejaba el grupo parlamentario de la ultraderecha para que no pueda ser usada su pertenencia política a la formación como arma contra el partido, aunque mantuvo su acta de diputado como no adscrito.

Podemos realizaba la misma petición de personación como acusación popular en el proceso judicial contra el que fuera candidato de Vox, un asunto considerado por Pablo Iglesias de «especial gravedad» porque Serrano podría estar detrás de «un chiringuito privado pagado con los impuestos de todos los españoles».

Ataques a FACUA y a Rubén Sánchez

Se da la circunstancia de que dirigentes de Vox han venido acusando a FACUA de irregularidades con subvenciones y sembrando el bulo de que tiene pendiente la devolución de dinero público. Serrano, dos veces candidato a la presidente de la Junta de Andalucía por Vox, ha tildado públicamente en varias ocasiones de «ultrasubvencionado» a Rubén Sánchez, que viene siendo objeto de numerosos insultos y acusaciones calumniosas por parte de dirigentes del partido.

El pasado septiembre, durante una entrevista en el programa de Público TV Otra Vuelta de Tuerka, Sánchez adelantó información sobre este caso, que el diario InfoLibre investigó en profundidad.