“Su odio y amenazas no frenarán nuestro trabajo”. Mensaje de Iglesias sobre el acoso sufrido en Asturias

El vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, se ha pronunciado sobre las amenazas, e insultos que han provocado que cancelara su estancia vacacional junto a su familia en Asturias.

Un medio local de Lena publicó la ubicación donde se encontraban Iglesias y Montero y habitantes de la zona acudieron para hacer pintadas en los alrededores de la vivienda e insultarles.

También la dueña de un restaurante en Felgueras donde comieron fue acosada por algunos energúmenos.

Tras la denuncia pública del diputado de UP, Enrique Santiago, que ha señalado que el acoso está siendo permitido por las fuerzas de seguridad, que calificó como “un plan organizado de coacción e instigación a la violencia por parte de la ultraderecha contra esta familia“, Iglesias se ha pronunciado.

No hay derecho a que mis hijos tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres, pero hay millares de niños en situaciones mucho más vulnerables. No va conmigo el victimismo”, comienza Iglesias 

“Quería escribir simplemente unas líneas para dar las gracias a todas las personas que nos están apoyando”.

“Gracias a Enrique y a su familia por ser los mejores anfitriones, gracias a Ramón, minero jubilado y rojo que está orgulloso de que su hijo sirva en la Guardia Civil y que hizo que mis hijos vieran por primera vez gallinas, patos, ocas y caballos”, continúa Iglesias.

“Gracias a Casa María por traernos a casa la mejor fabada que hemos comido nunca.Gracias a la gente de Felgueres. Gracias a todos los compañeros y no compañeros que nos han escrito y se han solidarizado“.

Gracias a los policías que nos acompañan cumpliendo su labor con la mayor profesionalidad y el mejor trato humano. Gracias a toda la gente que nos ha ofrecido su casa. Gracias a todos los que no se dejan intimidar por la ultraderecha y sus medios”, añade el vicepresidente.

Su odio y sus amenazas no frenarán nuestro trabajo. El ejemplo de la gente corriente, honesta y valiente que no tiene miedo al fascismo, es para nosotros la mayor motivación para continuar”. “Seguimos”, concluye el secretario general de Podemos.