La Fiscalía pide prisión por desobediencia y agredir a los Guardias Civiles que custodian la casa de Iglesias y Montero en Galapagar

Las manifestaciones frente a la casa del vicepresidente y la ministra se saldaron el pasado día 4 de octubre con las primeras personas detenidas después de 7 meses de acoso.

Se trata de una madre y su hija, para las que la fiscalía ha solicitado un año de cárcel para la segunda por atentado contra la autoridad, y seis meses para la primera por desobediencia.

Los hechos: 

Las acusadas se saltaron el perímetro de seguridad que estaban preparando en la casa de Galapagar de Irene Montero y Pablo Iglesias según la versión de los agentes.

Los agentes informaron que debían desalojar la zona y ambas se enfrentaron con “deprecio” a los agentes de forma reiterada.

La madre y su hija gritaron a los agentes sin tener la mascarilla obligatoria puesta, y dieron algunos golpes en el pecho a uno de ellos.

Tras conseguir desalojarlas una de ellas intentó acceder de nuevo a la zona y fue interceptada. La mujer cayó al suelo e insultó al agente, al que le dio patadas en las piernas sin producir ninguna lesión.

El juicio se celebrará  el 24 de noviembre.