Las soluciones sanitarias de Abascal: prohibir la sanidad universal para inmigrantes y defender las privatizaciones

El líder de la formación de extrema derecha Vox, Santiago Abascal, ha sido entrevistado en ‘redacción médica’, donde ha reafirmado sus posiciones en materia de sanidad como el aborto.

El ultraderechista ha criticado al gobierno de de ocultar información sobre el COVID-19 a los españoles y de haber actuado de forma negligente al no haber dotado a los sanitarios de equipos de protección. 

Abascal asegura que la pandemia ha plasmado lo “favorable que resulta la colaboración público-privada“, omitiendo los datos de la tragedia en las residencias de ancianos de Madrid, que mayoritariamente son privadas.

El líder de Vox ha seguido con  sus críticas al gobierno por la gestión de la crisis sanitaria olvidando que su formación pidió que se abrieran las mercerías en las primera semana del estado de alarma, por no mencionar el llamamiento a manifestarse que culminó con la bochornosa marcha con vehículos por Madrid y otras grande capitales que les recordó a la “celebración de la final del mundial de Sudáfrica”.

El ultraderechista ha afirmado que con un control de fronteras el virus no se habría introducido en España, o que al menos lo lo hubiera hecho con tanta fuerza, algo que no corresponde con la realidad, dado que el supuesto paciente 0  de la comunidad Valenciana no fue un inmigrante ni mucho menos, fue el periodista Kike Mateu fue contagiado por COVID-19  de tras el partido de fútbol Atalanta-Valencia, lo que le supuso su ingreso a finales de Febrero.

«Hay que limitar o prohibir el acceso a la sanidad a la inmigración ilegal, salvo para necesidades urgentes y extremas”, afirma Abascal.

Además de arremeter contra los inmigrantes Abascal también culpa al movimiento feminista de la expansión del virus por la manifestación del 8-M, olvidando que celebró el mismo día un acto en recinto cerrado que ya se ha podido comprobar  que implicó más riesgos sanitarios que la concentración al aire libre.

 la Ley de Eutanasia o la Ley del Aborto: 

“Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo; tampoco administraré abortivo a mujer alguna”, señala el líder de Vox.