Vídeo | La espantada de Hermann Tertsch y el palo de Gonzo: “No tengo interés en compartir ascensor con usted”

El programa de la Sexta Televisión ‘Salvados‘ dedicó su último programa a las conexiones Internacionales de Vox, donde analizó varios aspectos de su auge como la utilización de las redes sociales para difundir fake news y lanzar ataques coordinados.

Uno de los momentos más tensos del programa fue el que protagonizó el eurodiputado ultraderechista Hermann Tertsch con Gonzo, que se acercó a él para realizarle algunas preguntas.

Salvados se desplazó hasta Roma donde se realizó  la conferencia  “National Conservatism”,  donde se reúnen importantes actores políticos, económicos y sociales del sector conservador.

Algunas figuras ponentes fueron Viktor Orban, Matteo Salvini, Maréchal-Le Pen, Giorgia Meloni. Santiago Abascal asistió de público

Gonzo pilló desprevenido a Tertsch y le preguntó algunas cuestiones:

“Señor Tertsch, buenos días», «Ei, hola», respondió el eurodiputado. «¿Qué beneficio encuentra el partido en un acto como este en el que se encuentran el señor Orban o Marion Maréchal-Le Pen?”

El ultraderechista guardó silencio, “¿No tiene usted intención de contestar?”. “Usted ya me da pereza”, le respondió Tertsch. “Hay gente muy inteligente y culta, que dice las verdades muy serias”.

Gonzo insistió: “Hoy va a estar aquí, por ejemplo, el primer ministro de Hungría Viktor Orban, que dijo que, mientras él sea primer ministro, su país no será refugio para los inmigrantes y que los devolverán siempre a sus países. ¿Usted está de acuerdo con esas palabras?”, le preguntó Gonzo.

“Los inmigrantes o ese negocio que estáis haciendo, que están haciendo, la extrema izquierda y una serie de gente que no son ni refugiados, ni exiliados, ni náufragos ni nada parecido”, respondió Tertsch antes de despedirse de Gonzo.

El presentador le siguió hasta el ascensor: “¿Usted está de acuerdo con esa frase del Sr. Orban cuando dice no se aceptaran a refugiados y los devolverán a sus países de origen?”.

“La inmigración tiene que ser legal y no usando subterfugios como esos, de un negocio en expansión que son esos chiringuitos de la ultraizquierda para tener una nueva esclavitud”, le dijo, y añadió que: “¡No se meta aquí!”, al entrar al ascensor. “No, no, por supuesto, no tengo ningún interés en compartir ascensor con usted”, le contestó Gonzo.

Vídeo: